jueves, 13 de mayo de 2004

Charles Ives


Ives Posted by Hello

Charles Ives se hizo multimillonario vendiendo seguros, lo cual no le impidió desarrollar teorías trascendentalistas que buscaban su origen en la Escuela de Concord, aquella reunión de literatos norteamericanos creada en torno a la figura de Ralph Waldo Emerson, que encontró en Thoreau a su figura más profundamente filosófica, en Hawthorne a su narrador más contundente y en Mary-Louise Alcott a la particular J. K. Rowling de nuestra infancia (aunque ya quisiera la Rowling haberse acercado en sus maniqueos tratados sobre la fantasía infantil, aunque fuese mínimamente, al delicado entramado psicológico de Mujercitas). A partir de un discurso de orden panteísta ("La naturaleza es amiga de las analogías y siente horror de la repetición y la explicación retórica. La unidad es generalmente aceptada como análoga a la forma y la forma análoga a la costumbre y ésta al hábito"), Ives rechazaba el concepto tradicional de belleza: "La belleza en música es a menudo confundida con el dejarse llevar y el reposar los oídos sentado el oyente en su butaca, cómoda y mullida".

Esa búsqueda trascendente del todo, lo condujo a crear obras tan extraordinarias en su apariencia de simplicidad como La pregunta sin respuesta o la Sonata Concord, homenaje explícito al grupo de Thoreau, que el propio Ives explicaba así: "La obra completa se concibe como un intento por presentar las impresiones acerca del espíritu trascendentalista típico de Concord. La tarea se emprende a través de cuadros impresionistas de Emerson y Thoreau, un bosquejo de los Alcott y un scherzo que se supone refleja una cualidad más ligera que la que a menudo se suele encontrar en el carácter fantástico de los relatos de Nathaniel Hawthorne". El éxito de estas obras descansa, en efecto, en su rechazo de la retórica y de cualquier veleidad de tomar la trascendencia como punto de partida. Ives asume aquí la tarea del artesano humilde que parte de lo concreto para alcanzar una esfera artística de indudable altura. Sin embargo, su afición filosófica también lo llevó por el camino sin salida de la grandilocuencia más vacua, como en su intento de crear una obra que abarcase todo el Cosmos, llevado a efecto en su fracasada (por inacabada) Universe Symphony. Jan Swafford describe así su propósito: "El propio Ives, desde luego, no se detuvo en su visión exaltada con la Cuarta Sinfonía. Inevitablemente aspiraba a filosofías más elevadas, a pinturas más ilimitadas. Pero el vehículo de sus mayores esperanzas, la Universe Symphony, escapó a su control. Era sobre todo en su imaginación donde debían resonar sus orquestas y coros por montañas y valles, sus superescalas sin octavas, sus gigantescos ciclos rítmicos. En una hoja de apuntes escribió: ‘El Universe in tone o una Universe Symphony [...] Pintar la creación, el misterioso comienzo de todas las cosas, de Dios al hombre, delinear con impresiones tonales la vastedad, la evolución de la vida toda’. Llenó página tras página con gráficos y planes y notas de programa. Hizo esquemas (la mayor parte desaparecieron), pero a la larga las palabras y los diagramas sustituyeron a las notas. Las ideas musicales tangibles cayeron en esporádicos fragmentos y finalmente quedaron así. Añadiría notas a la Universe aquí y allá, durante el resto de su vida. Con el tiempo, convirtiendo su derrota en un ideal muy característico, declaró que dejaba aquello para que alguien lo terminara".

Ives dejó el arma cargada y Larry Austin la ha cogido para dispararse en el pie. ¿No entendió Austin que el fracaso de Ives era el fracaso de un concepto equivocado de arte?, ¿que las obras genuina, verdaderamente artísticas se elevan y crecen partiendo de la condición limitada, concreta de lo humano y fracasan cuando, tratando de eludir este punto de partida, asumen una mirada del todo absolutamente ajena a nuestra naturaleza? No ha parecido importarle eso a Austin que, a lomos de Ives, alcanzará un reconocimiento que de otro modo difícilmente conseguiría.

Universe Symphony Posted by Hello

2 comentarios:

Saf dijo...

" ¿que las obras genuina, verdaderamente artísticas se elevan y crecen partiendo de la condición limitada, concreta de lo humano y fracasan cuando, tratando de eludir este punto de partida, asumen una mirada del todo absolutamente ajena a nuestra naturaleza? "

¡Y héte aquí que encuentro en este artículo, la explicación perfecta a lo que Ud. llama "sagrado" en su post "Órgano" del 26 de Octubre!

¿Tienen Ud. la costumbre de dar las conclusiones meses antes de plantear la ecuación, buen amigo???

Paolo dijo...

¡Vaya! Ahora este comentario. ¡Qué ilu! No sé, no sé... Hay días que mejor volatilizarse o dar cuerda al reloj para invertir el tiempo y apostar por el brasero, la casa y las horas todas iguales. El dolor de lo imposible...

... y perdone que me haya ido por las ramas...