jueves, 13 de enero de 2005

Torres

GiraldaEn 1172, el arquitecto Ahmed ben Baso inició la construcción de la nueva mezquita mayor sevillana, ya que la anterior, denominada de Ibn Adabbas, se había quedado pequeña. Doce años después, el sultán Abu Yacub Yusuf instó al alzado de un alminar, que se inició empleando sillares procedentes de monumentos cordobeses. La muerte del sultán provocó un giro en la construcción, ya que su hijo y heredero encomendó la dirección de la obra a Alí Gomara, que prefirió emplear ladrillo en lugar de la sillería. La torre fue rematada en marzo de 1198 con la colocación de cuatro manzanas doradas, que se desplomaron con el terremoto de 1356, cuando la ciudad ya había pasado a manos cristianas, reconquistada por Fernando III algo más de un siglo antes. Para sustituir el remate, se hizo con urgencia un pequeño campanario que sería sustituido a partir de 1558, cuando el arquitecto Hernán Ruiz se encargó de levantar el actual cuerpo de campanas, en un prodigio de equilibrio entre el estilo original de la torre y su nueva función, como campanario adosado a la catedral, aquella que se empezó a construir después de que el 8 de julio de 1401 el Cabildo catedralicio sevillano aprobara hacer un templo tan desmesurado "que en los siglos venideros nos tomen por locos".

Durante mucho tiempo se creyó que la cimentación de la Giralda ocupaba un área extensísima, que subía incluso Mateos Gago arriba. No de otro modo habría podido resistir el gran terremoto de 1755 (conocido como "de Lisboa", pero que afectó a muchas construcciones andaluzas), argumentaban algunos. Sin embargo, recientemente se descubrió que de cimentación extensa nada de nada, que la Giralda estaba virtualmente clavada en la tierra sevillana, exactamente igual que se clava una sombrilla en la arena de la playa. Un gesto audaz. Y es que los constructores almohades sabían que estaban levantando una torre y no un castillo...

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Por cierto, señor araña, y ahora que habla usted de Sevilla... leo en otro blog que hay una "quedada" (horrible nombre) de bloggeros sevillanos.
Gin

La donna è mobile dijo...

Pues ahora que estamos en Sevilla, y aunque no venga muy a cuento (o a ningún cuento —para no romper mi mecánica— o quizá por eso) resulta que he leido en alguna parte que la misma grieta tectónica que originó el terremoto de Sumatra es la que pasa por Málaga y Huelva (a lo tonto a lo tonto). Grieta con la que ya tuvimos nuestros más y nuestros menos como bien dices en 1775, y que arrasó Lisboa con epicentro frente al Cabo de San Vicente. El tsunami afectó a la costa española desde Huelva a Cádiz y hasta la Giralda (efectivamente) sufrió serios desperfectos. Y dice San Google:

«En Cádiz, después de pasado el terremoto a las 11 h, el mar rompió los lienzos de las murallas desplazando piezas de sillería de 8 a 10 toneladas alrededor de 40 a 50 yardas, e invadió la población hasta 3 veces con intervalos de 6 minutos dejando en seco cerca de media legua de playa y ocasionó numerosas víctimas. También se produjeron daños en el muelle y el hundimiento de un barco. El Gobernador de Cádiz ordenó el cierre de las murallas salvando la vida a miles de personas. En. los pueblos de la provincia se sintió el terremoto en análoga manera. Conil, Sanlúcar de Barrameda, Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera,, etc., todos ellos sufrieron desperfectos en los edificios y víctimas. Sólo en la Isla de León (hoy San Fernando) aparecieron en sus alrededores 26 muertos. Por ejemplo, Conil quedó completamente destruido. En Ayamonte únicamente hubo más de 1. 000 muertos»

Bueno, pues hasta aquí todo estupendamente. Pero claro, una sigue leyendo y de todo cuanto ha sucedido éstos días pasados en el sudeste asiático, puede entresacar varias conclusiones: que Dios tiene una mala leche de morirse, que la vida de común es bien puta, que ojito con la playa que la carga el diablo o que, si quieres ser avisado por los satélites americanos —que presumían de poder ver una moneda sobre cualquier árbol de la jungla panameña en la invasión de 1989— y salvarte de estas tonteridas asiáticas, tienes que vivir en un islote paradisíaco llamado Diego García, donde los EEUU tienen una base desde la que partieron el año pasado en dirección a Irak sus preciosos y muy brillantes bombarderos, que en resumidas cuentas, y pasando por encima de las vidas de cientos de miles de personas también bajo amenaza de morir ahogados, fueron los únicos agraciados con la llamada teléfonica del día avisadora de la catástrofe, y pudieron subirse monte para arriba, como las cabras.

O como cabras.

Hala, y ya.

Una torre preciosa, la Giralda. ¿Y esa madrugá con esa Macarena, con esa luna llena y con esos dos o tres litros de manzanilla entre pecho y espalda? Ains. Qué bonita, la Giralda.

La donna è mobile dijo...

(Perdón, se me ha ido un pelín la mano. Nunca me acuerdo que estoy en un blog y tengo que poner algo chiquitín, certero e ingenioso. Nada, que no pué sé..)

Egonauta dijo...

Lo siento Mobile pero se te escapó el pedal (1), o al que te informó se le escapó el caldo de la olla. La intersección de placas en Sumatra (zona de subducción de la placa indo-australiana con la placa euroasiática) no tiene ni la más lejana relación con la colisión de placas áfrico-europea que a veces asusta o despierta a los malagueños y sobre todo a los granadinos. Duerme tranquila ¡La Giralda se apiada de Sumatra! ¡Quien no lo haría! Pero sus cimientos de sombrilla plantada en el albero no han notado el temblor….. y así sea por muchos años…….

(1) Clara alusión al cambio de nombre promovido por Paolo.

Egonauta

Paolo dijo...

Jajajaja, Donna, no te preocupes, me ha encantao. Una gran contribución...

Ego, a veces olvidamos que en realidad vivimos en un zona de actividad sísmica media. O sea que igual un día nos llevamos un sustillo y la Giralda se agacha a tomarse una cervecita en el bar de Mateos Gago que lleva su nombre. Que nosotros no tengamos que verlo, por supuesto.

La donna è mobile dijo...

Ah, entonces ya me quedo más tranquila. Este mes de Marzo volveré a verla tan pizpireta ella. Tengo que ir porque todos los años beso la puerta donde guardan la Virgen de la Soledad (jajaja, si es que hay muertes que están muy bien anunciadas) y en fin, una promesa es una promesa, por tonta que ésta sea.

Ea.

Paolo dijo...

¿Qué Soledad? Como puedes imaginar, en Sevila no podíamos conformarnos con una...

La donna è mobile dijo...

Pontificia y Real Hermandad Sacramental Ntra. Sra. de la Roca Amador Ánimas Benditas Beato Marcelo Spinola y Primitiva Cofradía de Nazarenos de María Stma. en su Soledad.

O la Soledad de San Lorenzo.

http://www.hermandaddelasoledad.org/

Paolo dijo...

Al laíto mismo del Gran Poder, er señó de Sevilla. A lo mejor Lopera anda por allí y tienes un encuentro en la tercera fase...

La donna è mobile dijo...

Y si me lo encuentro, ¿qué hago? ¿me subo a su chepa y que no me bajen ni con agua caliente? Quita, yo a ese esperpento, alias "no sin mi Betis (y como me echéis, sos hundís") no quiero verlo ni en pintura.

Vaya una oferta que me haces...

Paolo dijo...

Bueno, bueno, acepto de buen grado las críticas. La verdad es que no tenemos demasiado que ofrecer a los visitantes, ¿preferirías a Curro Romero, a María del Monte, a Fran Rivera, a Cayetana Fitz-James Stuart (vulgo, de Alba)?

La donna è mobile dijo...

(...)

Paolo dijo...

¿Eso significa abstención u objeción? Jajajajaja...

La donna è mobile dijo...

Eso significa que me llevaré un buen bolso de mano, y me agarraré a él como mejor opción. A no ser, claro está, que te quede algún amigo mellao, un primo con chepa macetera, o un cuñao soltero que padezca alguna neurosis aún por determinar.

¡Abstención!

Más vale Sevilla y Soledad, sola, valga la renfunfancia, que mal acompañada.

Paolo dijo...

En fin, si insistes, haré lo que pueda...

La donna è mobile dijo...

Jajajaja, al paso que vamos, este año voy a vivir una auténtica y genuina ESTACIÓN DE PENITENCIA.

Pero gracias, jajaaa.

XDDDD