lunes, 7 de junio de 2004

Guillaume Dufay

La Colegial de Saint-Martin de Champeaux representa a la perfección el esplendor del gótico francés. Situado a unos 50 kms. de París, el templo es todo lo que queda de lo que fue uno de los centros educativos más importantes de la Francia medieval. Allí enseñó Pedro Abelardo junto a algunos otros grandes nombres de la filosofía y teología de su tiempo.


Saint-Martin de Champeaux Posted by Hello

Fue esta iglesia la escogida por Antoine Guerber y su grupo Diabolus in Musica para registrar en septiembre pasado la Missa Se la face ay pale de Guillaume Dufay, cuarta de las siete misas polifónicas escritas por el compositor. Datada entre 1452 y 1458, la obra se basa en la canción que le da nombre, escrita por el mismo Dufay, y es una muestra excelente de la aplicación a la música de los más complejos cálculos matemáticos, que el músico franco-flamenco era capaz de encubrir con una sencillez tan aparente como eficaz, detalle en el que descansa buena parte de su reconocida maestría. La luminosidad del templo, la grácil estampa de sus líneas interiores podrían hacer pensar en una interpretación frágil, chispeante, de contrastes ágiles y profusión de detalles, pero no es así. Guerber optó por reforzar el edificio con acentos intensos y severos y levantarlo a través de columnas de voces recias y robustas, como si su fuente de inspiración no fueran las vidrieras de Champeaux sino los cimientos del primitivo templo romántico y el hieratismo de sus imágenes.

7 comentarios:

Saf dijo...

¿Y tanto hieratismo, y tanta intensidad, y tanta voz recia... suena bien??

Paolo dijo...

Sí, suena bien. Quizá alguien habría agradecido algún grácil florilegio de vez en cuando, algo más de ligereza, pero la reciedumbre (y el rigor) se agradecen. Aunque, ahora que lo pienso, lo mejor va a ser que tú misma lo escuches, y luego me lo cuentas. Sí, eso va a ser lo mejor...

Saf dijo...

¡Ya estamos "poniendo deberes"!

Y no es música sobria lo que quiero oir ahora. Prefiero que suene Mozart, Sarasate, Schubert, ¡hasta Chopin!

Saf ;-))

Paolo dijo...

Pos ya no tiene remedio...

Saf dijo...

Pos ya lo he visto... el porqué Ud. decía que no tenía remedio. ;-))

Y mientras escucho esta misa (por segunda vez) veo lo muy acertado de su comentario. Verdaderamente ¡¡parece Ud. un crítico o persona acostumbrada a reseñar en revista musical!!

Además le apunto que encuentro magnífico el "Gloria", el "Credo" y el "Agnus dei" (en este último especial referencia a la parte del "miserere")

Agradecida le quedo,

Saf ;-))

Paolo dijo...

Convendrá conmigo en que el siglo XV el Cristianismo tenía por lo menos un aliciente. No ahora, que con tantas barcas dejadas en la arena, la feligresía se está quedando sorda .

Saf dijo...

Pues no le digo que no...