martes, 23 de noviembre de 2004

Búsquedas

Uno de mis divertimentos blogueriles preferidos es comprobar a través de qué mecanismos de búsqueda llega la gente hasta El festín de la araña. Hasta ahora había descubierto cosas curiosas, pero ayer me encontré con dos casos que me dejaron literalmente helado. Los dos a través de Google:

1) El protagonista de esta obra, llega en invierno a una bella ciudad europea, dispuesto a estudiar el arte renacentista, pero el terrible destino hace que sea testigo de un crimen

y 2) Seducir con hielos a mi novio

No encuentro monigotes suficientes para celebrarlo.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de seducir con hielos... no lo he probado nunca, pero...

Gin

Saf dijo...

Es curioso eso, sí.
En los míos se pasa de: "reflexiones para enfermos" a "coloradas musculosas".... ¡glups!

Saf;-))

Anónimo dijo...

Jajaja... como yo no tengo blog propio a veces (pa jugar, ná más) he probado de qué maneras se puede llegar a algunos que conozco, como los suyos (de ustedes dos). Si supieran... jajaja... se pondrían hasta colorados.

Gin

Paolo dijo...

Gin, no nos irá a dejar con la duda. ¡¡¡QUEREMOS SABER!!!

Saf dijo...

¡Colorados! pe...pe...pero... ¿Y musculosos???

¡QUEREMOS SABERRRRRR, Gin!
Hable, bisho, digo... bella signora (¡uyss!)

Saf dijo...

Oiga Ud., maligna viuda negra: ¿Ha tenido Ud. visitantes del Cesid? ¿y del Vaticano? ¿alguna de la Nasa???

.......a veces da hasta miedo mirar las estadísticas...

Saf ;-pp

Paolo dijo...

De esas no recuerdo, pero de la ONU, sí. Una limpiadora hispana mientras le pasaba el plumero al escritorio de Kofi, supongo...

Artaher dijo...

Empiezo a pensar, con la sutileza y perspicacia que me caracteriza, que o bien D. Paolo es un constructo parido por Dª Saf (y de lo que parece arrepentirse), o bien ésta última es una excrecencia elaborada por aquél (con parsimonia y cuidado en los detalles, eso si), o bien ambos son productos mentales de un tercero, cuyo nombre me reservo por si acaso.
No se cuál de ambas posibilidades resulta más ¿sugerente? ¿inquietante?...

Paolo dijo...

Ja ja ja... Don Artaher es usted un lince. No se le va una.

Anónimo dijo...

Um... Artaher, no la llame excrecencia, por favor, que suena fatal...

Gin