lunes, 19 de junio de 2006

Mentiras

MENTIRA TRAS MENTIRA

Son agredidas personas de la oposición. Se incendian bienes de los partidos constitucionalistas y de entidades. Recientemente ha sido asesinado un dirigente político. La persona que exprese públicamente lo que piensa puede sufrir serias incomodidades; también su familia. El aparato coercitivo del Gobierno no asegura el ejercicio de las libertades. El Parlamento funciona por las iniciativas de la oposición. Es insultada y acusada de pretender destruir el autogobierno, de armar ruido para desestabilizar. Se ha sellado la continuidad del Pacto de Estella. La retirada de EH del Parlamento no va a ser tal. El Ejecutivo de Ibarretxe queda atrapado. Falta por ver si el PNV y EA, para que todo siga igual, pagan el precio de tragar los zarpazos de ETA. En ese cuadro, para el nacionalismo, el reclamar elecciones anticipadas es agudizar la crispación. Las teme. La política vasca chapotea en la mentira.

Diversos portavoces nacionalistas han venido diciendo que sus formaciones comparten los mismos fines que HB, pero que discrepan en los caminos a seguir. Todo el nacionalismo coincide que paz es igual a construcción nacional. Lo mezcla. Para eso se hizo el Pacto de Estella. Por eso lo sostienen tanto el PNV como EA. Entre sus componentes se dan acusadas diferencias. Unos quieren avanzar a campo abierto. A los otros les da miedo introducirse, sin brújula, en zonas desconocidas. Les amarran muchos intereses. Lo suyo es viajar en coche cama. Otegi les ha dicho con toda claridad: "ETA plantea que haya un compromiso definitivo de PNV y EA en determinada dirección política, abandonen el autonomismo y apuesten por un marco nacional democrático como marco de decisión". Asegurada la "confrontación" con España y Francia, no habría problemas para una tregua definitiva.

Dice el poliédrico Otegi que el nacionalismo se encuentra en "fase de clarificación del proceso". Las concesiones políticas que ha hecho el nacionalismo institucional al mundo de ETA no son suficientes para superar el terrorismo. Lo quieren todo. Lo han venido afirmando los comunicados de esa organización y ahora lo ha confirmado el portavoz de EH: la tregua definitiva de ETA depende del PNV y de EA. Es el precio de su chantaje. Sería comprensible que los partidos destinatarios de la propuesta no aceptaran meterse en una revolución imposible. Ahora bien, un mínimo de coherencia y de dignidad les debería obligar a no acusar a los demás de inmovilistas. Hace unos días, en una radio, escuché cómo Rafael Larreina se refería al bloqueo que España y Francia someten al "proceso". Aturde que personas, a las que hay que suponer inteligentes y no mal intencionadas, puedan contemplar la situación en términos tan irreales. ¿Pensarán acaso que un cambio de las fronteras europeas es algo baladí? Para ver si cuelan se doblan los argumentos. La mentira lo emponzoña todo. Dícese que habría que abrir un diálogo con las cartas boca arriba. No hace falta descubrirlas, todas están marcadas.
Esta columna de opinión fue publicada por el diario El Mundo en su edición del País Vasco el 18 de marzo del año 2000. La firmaba el antiguo y viejo militante del PCE José Luis López de la Calle, quien, si pudiera, comprobaría hoy el buen estado del "proceso" que a él le toco describir en su fase de engorde, seguidas escrupulosamente las directrices de ETA, engrosadas las filas nacionalistas con el inestimable concurso del Partido Socialista y acogotada, disminuida y criminalizada la oposición. Pero no puede. José Luis López de la Calle fue asesinado por ETA 50 días justos después de la publicación de este artículo, el 7 de mayo de 2000.

3 comentarios:

Ignacio dijo...

Si esa hoja de ruta que publicó El País el fin de semana no se desmiente oficialmente, tenemos un cuadro de mentiras del gobierno objetivamente discernibles, emitidas en sede parlamentaria. Cualquiera que sepa leer puede constatarlo, y sin embargo la mitad de los españoles calla... ¿por no hacer el juego a la derecha? ¿qué clase de argumento es ese?

Turulato dijo...

Ignacio, el argumento del Poder. Aquí aún no se juega a gobernar sino a mandar. Y el mando nunca se entrega.
Pasan generaciones hasta que las herencias se diluyen en el tiempo....

Paolo, disculpa mi tacañería al comentar. Tengo la sensación de dejarte solo. Y me duele, de verdad.
Pero en los artículos musicales sólo sé añadir gracias y en otros.. ¿está todo dicho?.

Un abrazo para ambos.

Rob dijo...

Da batante asco, sí.
Y repugnancia moral que haya tanta gente siguiendo al gobierno en esta cruzada que ademas es suicida.