viernes, 12 de octubre de 2007

Patria

Bandera de España
patria. (Del lat. patria). f. Tierra natal o adoptiva ordenada como nación, a la que se siente ligado el ser humano por vínculos jurídicos, históricos y afectivos.

patriota. (del gr. πατριώτης, compatriota). com. Persona que tiene amor a su patria y procura todo su bien.

[DRAE, vigésima segunda edición, 2001]

1. Pocas veces estaré más de acuerdo con una definición del Diccionario de la Academia. Poco tengo que añadir en este sentido que no haya escrito en días pasados. Los vínculos jurídicos de la nación (la nación de ciudadanos) son la garantía de nuestros derechos individuales, de nuestra seguridad, de la igualdad de todos ante la ley, pero una nación no es sólo eso: la nación tiene un fundamento histórico (y desde luego es anterior a la noción de ciudadanía como la concebimos hoy), un desarrollo en el tiempo, se soporta en la trama creada por la vida en común de sus gentes, que ha forjado una serie de vínculos afectivos y de intereses que son vitales para su existencia y su buena salud. Por supuesto que la base de la vida nacional es el armazón jurídico que lo sustenta, pues los vínculos afectivos son subjetivos y asimétricos, pero también reales, existentes, innegables, y además por completo necesarios. La pretendida asepsia sentimental que muestran ante estas cuestiones algunos izquierdistas, ácratas y ultraliberales de distinto signo (los extremeños se tocan) me parece en la mayor parte de los casos producto de una pose forzada y falsa.

Desde esta perspectiva, podríamos atribuir a los símbolos la función de actuar como una argamasa que fundiera los tres términos de la definición: son garantía de la seguridad jurídica (de ahí, por ejemplo, que Fernando Savater afirmara hace unos días que la bandera española representa hoy en el País Vasco garantía de respeto a los derechos del ciudadano), han sido fijados por ley de acuerdo a su especial significación histórica y sirven como elemento para identificarnos en torno a una causa común, que puede ser, entre muchas otras, un acontecimiento deportivo internacional, una guerra o una situación delicada vivida en el extranjero (¿dónde mejor acudir que al lugar en el que ondea la bandera de tu país?).

En condiciones normales, soy de los que piensa que hay que evitar cualquier tipo de estridencia simbólica: las banderas cuelgan de los mástiles que les corresponde y el himno suena cuando tiene que hacerlo en función del protocolo, y ya está. Personalmente no he enarbolado una bandera ni cantado un himno en mi vida. Pero a nadie escapa que no vivimos en condiciones normales, con un proceso de descomposición nacional abierto y el ultraje a la nación (esto es, a sus ciudadanos) a través de sus símbolos que se ha generalizado en las últimas semanas en determinadas zonas del país. Y en momentos así, están plenamente justificadas las invocaciones a hacer un uso sin complejos de los símbolos que nos representan a todos, a honrarlos, en cuanto tienen un valor simbólico (sospecho que algunos no conocen todavía el significado del término) que no sólo garantizan el imperio de la ley y el respeto de nuestros derechos, sino que apelan a los sentimientos mayoritarios de afecto entre compatriotas. Y si el Gobierno, acomplejado y débil, no es capaz de asumir este papel, no veo cuál es el problema de que lo haga el jefe de la oposición (y eso no quita para que esté de acuerdo con muchos otros en que el famoso vídeo de Rajoy resulta cutre y rancio, y en que él está francamente mal, acartonado y artificial).

2.
Decía Cela, creo que citando en parte a Pío Baroja, que la diferencia entre el nacionalista y el patriota es que el nacionalista cree que su tierra es la mejor del mundo, mientras que el patriota lo que piensa es que su tierra merece lo mejor del mundo. La definición del DRAE recoge sin duda este sentido, con el que estoy plenamente de acuerdo. No deja de resultar curiosa la evolución de la izquierda política y sociológica española en los últimos 70 años con respecto a los conceptos de "patria" y "patriota". Los republicanos (con Azaña, Negrín, Prieto, Machado y Unamuno a la cabeza) se consideraban a sí mismos grandes patriotas. Sentían como un orgullo el estar dispuestos a ofrecer lo mejor de cada uno para el bien de la nación. Lo contrario era un insulto. De ahí sin duda el desgarro que muchos sintieron al ser tratados por el bando vencedor de la Guerra Civil como "antiespañoles" (y no cabe duda de que ahí está parte del origen del descrédito de los "patriotas" entre la izquierda española). Pero es que el término "patriota" sigue significando en el resto del mundo lo mismo que durante la Segunda República española, no hay motivos para cargarlo con ningún otro sentido espurio. Ya no hay excusas. Franco murió hará pronto 32 años. Un patriota es el que está dispuesto al sacrificio personal (y no pienso necesariamente en términos dramáticos, que sería el sacrificio llevado a su límite) por el bien colectivo, que es, por otro lado, un impulso biológicamente natural, incluso egoísta (mirándolo desde el punto de vista evolucionista está absolutamente claro), pues el bien del colectivo en el que vives es tu propio bien y el bien de tus hijos. ¿Que tiene usted problemas para identificar dónde está el bien y dónde el colectivo? Entonces es que usted tiene, en efecto, un problema.

22 comentarios:

Er Opi dijo...

Bueno, a mi juicio lo que es cutre no es el vídeo, sino la provocación en sí (que lo es) de Rajoy presentándose como Jefe de Estado llamando a los españoles, representando lo mal que ha llevado el PP la pérdida de las elecciones y la apropiación de instituciones y símbolos, como si fueran únicamente cosa suya.

Sobre lo del ultraje de los cuatro energúmenos de siempre, estoy con quienes dicen que si no lo hubieran amplificado día tras día como si no fuera algo que llevamos viendo (y seguiremos viendo) muchos años, estos no se hubieran crecido y envalentonado como lo han hecho. Les han alimentado quienes buscan alimentarse de ellos.

El resto del post me parece muy bueno, aunque confieso que me encuentro entre quienes sienten bastante distanciamiento emocional frente a esos símbolos.

Abrazos,

Er Opi.

Alberich el Negro dijo...

¿De dónde viene esa idea de que Rajoy usurpa funciones al Jefe del Estado? ¿Acaso sólo este último puede dirigirse a los españoles de manera más o menos solemne? De hecho, pocos llamamientos está autorizado a hacer, dada la limitación jurídica a que se halla sometido, merced a la figura del refrendo. Pero bueno...

¿De dónde has sacado la idea —que el gobierno actual ha convertido en su última consigna— de que Rajoy y el PP se apropian de instituciones y símbolos. ¿A qué instituciones te refieres, Er Opi? En cuanto a los símbolos, están ahí para que los utilicen respetuosamente quienes quieran, precisamente porque no son monopolio de nadie. El problema es que los del actual PSOE —porque de sus socios ya ni hablo— son como el perro del hortelano, que ni comen ni dejan comer. Por otra parte, si tanto interés y preocupación tienen por el himno o por la enseña nacional —que nadie les impide utilizar en sus actos— ¿por qué en estos nunca suena el primero y la segunda siempre está ausente y se ve sustituida por la enseña de la II República, que no es la legal y vigente?

Por último me gustaría plantearte la siguiente disyuntiva: como hay ladrones, pederastas y asesinos, y seguirá habiéndolos, vamos a dejarlos campar a sus anchas sin perseguirlos y detenerlos, no vaya a ser que haciendo lo contrario se enfaden y aparezcan más. Las leyes, querido Er Opi, me parece a mí que están para cumplirlas. Que no gustan, pues se cambian (pero asúmase también el riesgo político que eso conlleva).

Por cierto, Paolo, no puedo sino volver a suscribir lo que has escrito, tal como hice recientemente en los otros posts a los que te refieres. Si acaso añadiría que tampoco veo nada malo en hacer uso de los símbolos incluso en situaciones que no sean tan críticas como las actuales. Pero vamos, que lo contrario también es perfectamente lógico (y, de hecho, era lo que ocurría en España hasta que el reguero de pólvora separatista estalló).

Saludos desde el Nibelheim.

Er Opi dijo...

Alberich, por lo que he podido leerte, imagino que estarás de acuerdo conmigo en que cuando los representantes del PSOE sacan a relucir el franquismo, no lo hacen únicamente porque crean necesario condenarlo y recordar lo que padeció este país durante casi medio siglo de dictadura: lo hacen por provocar, de manera cutre, a un PP que no suele encontrar nunca la respuesta adecuada (con lo sencillo que les sería decir "pues también lo condenamos"). Pues igual de evidente que es aquello, lo es esto: es un mensaje institucional, de arriba a abajo, que busca una respuesta del Gobierno por presentarse como tal y diciendo, por una parte, lo que no dice el Gobierno, y por otra parte, diciéndolo como lo debería decir el Gobierno, usurpando esa oficialidad, presentándose como los representantes de los españoles y, por supuesto, los más españoles. Es una provocación en toda regla, cutre, pero lo es.

Por otra parte, no entiendo lo que me dices de los pederastas y demás. ¿He dicho yo algo de que no se castigue a quienes infringen la ley? Estoy hablando de otra cuestión.

Abrazos,

Er Opi.

Paolo dijo...

Opi, no estoy en absoluto de acuerdo.

No creo que Rajoy se presente como Jefe de Estado ni que el PP se apropie de nada. Esa es la típica afirmación gratuita que se basa en un juicio de intenciones sin un solo elemento de prueba. ¿Dónde y cuándo se ha presentado Rajoy como Jefe de Estado? ¿Dónde y cuándo ha dicho el PP que la bandera es suya y solo suya (¡y las instituciones!, ¿qué instituciones?)?

Lo de la amplificación resulta sencillamente insostenible. Primero, porque se podría decir de todo (si no se hablara de terrorismo, no se hubieran envalentonado los terroristas; si o se hablara de dopaje en el deporte, no se envalentonarían los que se dopan y así). Segundo, porque no es lo mismo que cuatro de Esquerra quemaran banderas cuando no estaban ni siquiera en el Parlamento que lo hagan cuando son parte del Gobierno de Cataluña y socios del Gobierno español. No es lo mismo que las agresiones se produzcan cuando partidos como CiU y el PNV no tenían discursos ni programas maximalistas, que cuando han asumido abiertamente la vía no sólo soberanista, sino claramente rupturista (referendum de unos; amenaza de boicot fiscal de otros). No es lo mismo, Opi, las cosas no son siempre lo mismo, aunque lo parezcan.

Alberich el Negro dijo...

Querido Er Opi:
Claro que coincido contigo en que cuando los socialistas y sus leales socios sacan a relucir el franquismo lo hacen con una intencionalidad politica evidente; y tan de acuerdo estoy que cada vez me voy convenciendo más de que todas sus maniobras en este sentido —condena del franquismo en el Parlamento europeo, ley de memoria histórica, etc.— de hecho van dirigidas a un objetivo concreto que no es, precisamente, la condena en sí misma, sino fijar el foco en el PP para demonizarlo y presentar a sus dirigentes y seguidores (o a quienes comulguen con algunas de sus opiniones) como herederos directos y nostálgicos del franquismo. Una maniobra que, además de resultar vomitiva e irrisoria —por falsa y pobre de imaginación—, sólo puede ser asumida por quien ve las cosas de manera sectaria y maniquea, y que posiblemente termine llevándonos a situaciones bastante peligrosas si no se corrige. Un proceso semejante fue el que se dio en la Alemania nazi con los judíos… Y ya ves cómo terminaron las cosas. Así pues: demonizaciones del adversario, ninguna. Desgraciadamente, ése es el camino estratégico que, desde un principio, ha diseñado el nefando presidente que nos gobierna.
En cuanto a lo de la condena del franquismo, ¿de verdad piensas que el PP no lo condena porque se identifica con lo que éste representó? ¿No crees que sus prejuicios a este respecto se deben, más bien, al hecho de no querer entrar, ni por aproximación, al pérfido y envenenado capote que les tiende Rodríguez? Pero bueno, no voy a entrar ahora en ese tema, porque me parece que se desvía demasiado del tema sobre el que estamos discutiendo.
En cuanto al tema de los pederastas, los ladrones y los asesinos, mi ejemplo pretendía hacerte ver que no podemos hacer la vista gorda con quienes infringen la ley pensando en que pueden molestarse o crecerse. En este sentido, me parece que mi ejemplo era perfectamente válido. Por otra parte, si es verdad que antes se quemaban banderas y se injuriaba al Jefe del Estado (lo que no es cierto que ocurriera) y nadie hacía nada al respecto, pues muy mal hecho. Finalmente, no sé cómo compatibilizar tu acuerdo de que se castigue a quienes infringen la ley con la manifestación que has hecho antes de que se pase por alto lo que ha ocurrido, porque como hasta ahora había venido ocurriendo lo mismo y seguirá pasando en el futuro, pues es mejor no hacer nada. Tal es, precisamente, el insostenible argumento que el ministro de Justicia dio cuando se le preguntó a este respecto. Y lo que me resulta pintoresco o irresponsable en tu caso (porque eres un particular), me parece de una gravedad absoluta viniendo de quien más debería velar porque se cumplieran las leyes.

SDEN.

Er Opi dijo...

No sé por dónde empezar y menos cómo decir lo que pienso sin enrollarme demasiado, porque me parece que tenemos puntos de vista bastante distintos porque tenemos perspectivas "históricas", digamos, también bastante diferentes.

Sobre el vídeo de Rajoy:

Los juicios de intenciones suelen ser tan peligrosos y producir tantas equivocaciones que yo, sin duda, los metería en la lista de falacias no formales. Pero precisamente porque los veo en esta lista, cuyos límites tampoco son siempre precisos en la práctica (aunque a veces tampoco en la teoría), acepto, como todo el mundo, el juicio de intenciones en casos muy concretos ateniéndome sobre todo a los precedentes y al contexto. Algunos ejemplos: Rubalcaba, el 13-M por la noche, diciendo: "merecemos un Gobierno que no nos mienta". Sin juicio de intenciones, yo veo a un señor que, educadamente, nos desea lo mejor a todos, pero no parece la lectura más apropiada. Otro ejemplo: te he leído a tí mismo varias veces decir eso de que este Gobierno pretende ganar la Guerra Civil ahora. Y eso también es un juicio de intenciones, incluso con cierta carga de psicoanalítica, si quieres.

En este caso concreto tengo a un señor que se presenta como candidato a la presidencia del Gobierno. Este mismo señor lleva unos cuantos años diciendo una cosa y haciendo la contraria, cuando no directamente mintiendo: que si el Estatuto de Cataluña rompe España y lo recurro al constitucional... pues toma Estatuto de Andalucía; que si pactos con nacionalistas e independentistas, y no te cuento de lo que está ocurriendo en mi tierra (que no sale en los medios nacionales, por cierto); que si un estado laico y la nueva asignatura conducen al totalitarismo (literal); lo del 11-M, que es lo más vergonzoso que he visto jamás en un partido político; que defiende para la UE lo contrario que para las comunidades autónomas españolas (nacionalismo) o, si lo prefiere, que se comporta en Europa como los nacionalistas en España; que tras el Tribunal Supremo quitarles la razón en el "caso Bono", siguió acusando de detenciones ilegales a los policías y hablando de totalitarismos (al menos ya no volvieron a mencionar a la GESTAPO); mantener y defender lo de Navarra mientras se habla de solidaridad e igualdad entre todos los españoles; que pacta con ERC en ayuntamientos para lograr el poder (como siempre ha hecho y hará con los nacionalistas) mientras critica al PSOE por hacer lo mismo; ¿discriminación a los castellanoparlantes en Cataluña? Vale, ¿y Baleares?; invirtiendo la carga de la prueba con Díaz de Mera en el juicio... en fin, un larguísimo etc. que muestra que el PP actual es capaz de lo que sea con tal de conseguir el poder (sí, el PSOE también, pero yo ahora quiero explicar lo que he dicho en el primer mensaje). Con ese contexto, con esos antecedentes, plagados de mentiras y contradicciones, la mejor explicación que se me ocurre a que el vídeo de Rajoy esté presentado como si fuera el mensaje del Rey en Navidad, es que está hecho para provocar. Es un mensaje institucional en toda regla. En fin, que cuando lo vimos mi hermano y yo, sin que nadie dijera nada, sin haber leído nada al respecto aún, coincidimos los dos en lo mismo, en la misma visión, que se puede resumir fantásticamente así:

http://blogs.publico.es/manel/files/2007/10/11-octubre-07blog.jpg

Sobre lo de los energúmenos:

Es ciertísimo que las circunstancias son diferentes a las de la enormidad de veces en que ha ocurrido esto mismo. Pero también que la amplificación y la exageración que se le dio al primer acto fue desmesurado. Que nunca se había repetido tanto y durante tanto tiempo. Sinceramente, creo que sólo con el afán de conseguir que se envalentonaran más con la publicidad, que fue lo que ocurrió. Y es que, lo dicho: los precedentes y el contexto no invitan a pensar de otra manera.

Abrazos,

Er Opi.

Er Opi dijo...

¿de verdad piensas que el PP no lo condena porque se identifica con lo que éste representó? ¿No crees que sus prejuicios a este respecto se deben, más bien, al hecho de no querer entrar, ni por aproximación, al pérfido y envenenado capote que les tiende Rodríguez?

Desconozco las razones por las que el PP tantas veces elude hacerlo, pero le sería sencillísimo decir (sólo últimamente se lo he escuchado en alguna ocasión) simplemente que lo condena y ya está, a otra cosa, mariposa. Nada de eludir "pérfidos capotes". Igual que al Gobierno le hubiera bastado con este último vídeo decir "pues muy bien, claro, estamos de acuerdo".

Y lo que me resulta pintoresco o irresponsable en tu caso (porque eres un particular)

Que no, que yo no he dicho nada de eso.

Abrazos,

Er Opi.

Er Opi dijo...

Y se me quedaba ayer: quiero decir que el PP lleva toda la legislatura alzando la voz hablando de la solidaridad en España, de España, de la Constitución y blablabla... y en la práctica vemos que le da absolutamente igual, que es sólo parloteo, que no es más que una utilización puramente electoralista de esas ideas, que en la práctica se las pasa por... en ese contexto veo yo ese vídeo, con esa presentación, con ese tono solemne, etc.

Abrazos,

Er Opi.

Er Opi dijo...

Y acabo de leer que el PP remató el vídeo con un manifiesto que debían leer todos sus dirigentes en actos institucionales del 12 de octubre, dirigida a Zapatero, para que ondee la bandera española en todos los sitios.

Abrazos,

Er Opi.

Paolo dijo...

Vale, Opi, no te canses más. Sólo dos cosas:

una, que yo recuerde, nunca he escrito que el Gobierno pretenda ganar ahora la Guerra Civil;

dos, una declaración solemne: yo no condeno el franquismo.

Er Opi dijo...

Bueno, yo estaba convencido de habértelo leído, pero es facilísimo que me confunda, así que dalo por no dicho. Sobre lo otro, pues nada, qué te voy a decir ;-)

Abrazos,

Er Opi.

T dijo...

Rajoy institucional, usurpador de funciones reales y bla, bla, bla. Sólo les ha quedado llamarle fascista y algunos hasta lo han hecho. ¿El motivo? Decir alto y claro que se siente orgulloso de ser español y que no es ningún delito ni deshonor estar orgulloso de la bandera roja y gualda, una bandera que tiene siglos de historia.

¿Por qué es piedra de escándalo? ¿Por qué los socialistas, hoy con la responsabilidad y la obligación de cumplir y hacer cumplir la ley, miran para otro lado cuando se quema la bandera de España y las fotografías del Jefe del Estado por militantes de partidos que gobiernan con ellos? Ellos sabrán.

Y se nos dice que son cuatro gatos y que haríamoso bien en no darles publicidad. ¡Qué bonito! Coincido con Alberich, por supuesto. Con tan peculiar argumento, deberíamos dejar a los pederastas, a los maltratadores de mujeres y a los violadores sin sanción (también son una minoría)

Se dirá, ya se ha dicho, que no es lo mismo. Pues sí, es lo mismo. Es una violación de la ley y la única diferencia está en las penas que llevan aparejadas unos y otros delitos. Pero delitos son todos.

Er Opi dijo...

¿Perdón? Por favor, no se me atribuya lo que no he dicho y ni siquiera pienso, nada de fascistas ni disparates semejantes, creo que he expresado muy clara mi opinión al respecto, y se puede discutir sobre ella, pero no ir más allá: el PP lleva una legislatura jugando con todo lo que encuentre, incluida la mentira, la incoherencia a niveles que dan hasta risa, la falta de respeto a las instituciones y acusaciones gravísimas a personas inocentes sin ningún pudor, incluso tras sentencias de los tribunales, en el colmo de la desvergüenza. Y en ese contexto veo yo el vídeo famoso de Rajoy. No le concedo más importancia a este hecho concreto tampoco, porque me parece una tontería sabiendo los problemas que tenemos (y sí, una gran parte, una grandísima parte, por acción u omisión de este Gobierno, si se queda alguien más tranquilo leyéndolo), y sólo era un comentario aparte sobre un post que me gusta muchísimo (como todos los del autor, incluso cuando discrepo con él). Pero creo sinceramente que esa visión que doy es ajustada a la realidad de los hechos.

Y sobre la quema de banderas y fotos, tres cuartos de lo mismo: que paguen quienes delinquen, no he dicho jamás lo contrario, y de hecho espero que así se haga. Pero creo que sólo se ha conseguido envalentonar y dar publicidad a los protagonistas de esos actos y a quienes viven de atizar el fuego, que no son pocos, de uno y otro bando.

Abrazos,

Er Opi.

T dijo...

¿Y a usted quién le ha dicho que yo me estaba refiriendo a usted?

Er Opi dijo...

"Rajoy institucional, usurpador de funciones reales y bla, bla, bla. Sólo les ha quedado llamarle fascista"

Por esa frase, porque yo estaba hablando y discutiendo eso, precisamente, en todos los mensajes anteriores. Pero vaya, me alegra que no fuera por mí :-)

Abrazos,

Er Opi.

Ignacio dijo...

Como se me ha alargado un poco el comentario que traía lo cuelgo en mi casa como contribución y/o añagaza para rebañar alguno de los numerosos lectores de don Paolo.

Dejo aquí esta duda, a raíz de esta frase final:

"...el bien del colectivo en el que vives es tu propio bien y el bien de tus hijos. ¿Que tiene usted problemas para identificar dónde está el bien y dónde el colectivo? Entonces es que usted tiene, en efecto, un problema."

Bueno, seguramente tiene un problema el que no sepa identificar el bien común, pero ¿lo tiene el que no sepa identificar el colectivo a nuestro gusto?

Alberich el Negro dijo...

"Y sobre la quema de banderas y fotos..., que paguen quienes delinquen... Pero creo que sólo se ha conseguido envalentonar y dar publicidad a los protagonistas de esos actos...".

Pero querido Er Opi, de verdad, de verdad que no te entiendo: deténgase a los que delinquen, pero téngase en cuenta que, al hacerlo, se les está dando publicidad y argumentos para que sigan en esa línea. Pero entonces, ¿tú qué piensas que debería haberse hecho? Me parece, como ya te dije a propósito de los socialistas, que también a ti se te podría aplicar en este caso lo del perro del hortelano...

Ahora bien, sólo se me ocurre una respuesta para intentar explicar tu postura: crees que las denuncias no debería haberlas hecho el PP, pues según te he entendido, las está utilizando con ánimo electoralista? Pero es que, te recuerdo, que si no hubiera sido por este partido, nadie, ab-so-lu-ta-men-te-na-die habría dicho esta boca es mía (se han ido condenando estos actos después de que los "populares" los denunciaran enérgicamente). Y lo mismo si hablamos del tema de la bandera nacional, tanto en lo que se refiere a la sentencia que obliga a ponerla en lugar visible en los edificios públicos (sentencia que, como bien sabrás, se ha conseguido gracias a una denuncia del PP y que ni siquiera cumplen muchos alcaldes socialistas), o de utilizarla con naturalidad como símbolo para celebrar el día de la fiesta nacional (que ha dado lugar el vídeo de Rajoy y al manifiesto de algunos cargos públicos del PP.

SDEN.

Er Opi dijo...

deténgase a los que delinquen, pero téngase en cuenta que, al hacerlo, se les está dando publicidad y argumentos para que sigan en esa línea.

Que no, que no he dicho eso tampoco. En esa frase es cierto que no queda claro, pero creo que con las anteriores, sí.

El manifiesto famoso, estaba dirigido a Zapatero en el día de la Hispanidad. Más claro un uso electoral (de apropiación de un símbolo y de un día), imposible. Y desternillante las explicaciones del PP diciendo que aquello fue una errata.

El resto no me quita el sueño, precisamente, la verdad.

Abrazos,

Er Opi.

T dijo...

Opi, querido, esas críticas que yo señalaba las llevan propalando desde Ferraz y otros medios afines desde el mismo día que se colgó el famoso video en You Tube. Usted, pro lo que veo, coincide en algunas. Simple casualidad. ¿o no?

Er Opi dijo...

Yo estaba hablando con mi hermano tranquilamente con la tele de fondo, y de repente aparece el señor Rajoy felicitando a los españoles por Navidad, como en la caricatura que he puesto más arriba. Mi hermano y yo comentamos lo mismo (entre muchas risas). Sólo después nos enteramos (me enteré, en realidad, no sé si él también) de que mucha gente (no sólo los funcionarios de ZP) lo había visto de la misma forma.

Abrazos,

Er Opi.

Paolo dijo...

¿Y qué hacías tú viendo la tele en lugar de estar componiendo, so vago?

Er Opi dijo...

Fíjate que la pregunta es muy buena, sí :-D

Abrazos,

Er Opi.