viernes, 24 de junio de 2005

Ruinas

Oradour-sur-Glane el 10 de junio de 1944

Las ideas y las sensaciones a veces llegan así, en racimos. Escuchando anoche la interpretación que la Sinfónica de Sevilla hizo de Ante las ruinas de Oradour-sur-Glane de José García Román, música acaso demasiado deudora del programa al que sirve, pero de indudable eficacia emotiva, no podía por menos que acordarme de lo recientemente escrito acerca del gueto de Lodz, y de cómo los mecanismos de la compasión pueden desatarse por estímulos tan absolutamente dispares. La música que llenó de vida las calles de Lodz en medio de la más absoluta desolación nos conmueve por su poder para recrear el espíritu de aquellas gentes, en el fondo tan parecidas a nosotros mismos. Las disonancias y los efectos de la percusión o los glissandi de la cuerda de la obra de García Román nos acongojan por sugestión, porque, puestos en antecedentes de su programa, podemos llegar a sentir aquella tragedia casi como si la viviéramos en carne propia y los sobreagudos de las maderas no fueran sino los gritos de nuestros hijos aterrorizados. Que la ROSS completara la velada con los Carmina Burana del pronazi Carl Orff no pareció mala ocurrencia. El contraste estético llevado hasta el campo de la ética.

12 comentarios:

Paolo dijo...

De repente, y sin haber hecho yo nada, se me ha desconfigurado el interlineado de los posts que no tienen imágenes. ¿Alguien sabe decirme qué ha podido pasar y puede ayudarme?

La donna è mobile dijo...

Ni sé qué ha pasado, ni puedo ayudarte. ¿Recuerdas que en mi blog sucedió algo parecido, que las letras se volvieron pequeeeeñas y el interlineado aleatorio (tirando a apretadín)?

Pues igual sigue, y sin manos, sin manos (vamos, sin haberlo tocado).

¡ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
¡ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
¡ dijo...

(Joder, no doy una...)

Curso en cuatro pasos para modificar y recuperara el interlineado original en los textos de los blogs:

1. Vaya a la pestaña Plantilla
2. Localice, al principio de esa serie de letrajas que salen por ahí, algo que dice

* Defaults

----------------------------------------------- */

body {

margin:0;

padding:0;


etc.
3. Muy cerca de ello, encontrará la línea que define el interlineado, que será algo parecido a
line-height:1.3;.

4. Ese es el espacio de interlineado que tiene ahora. El que tenía antes, era 1.5. Le bastará cambiar el 3 por un 5, guardar los cambios, y republicar el blog.

Paolo dijo...

Amigo Robert, en mi plantilla no hay defaults que valgan, y el interlineado de los posts está en 1.6, así que no debe de ser eso. Gracias en cualquier caso por el intento.

¡ dijo...

Bueno, iremos rápido, para lo que le ofrezco dos soluciones:

1. En el apartado "Plantilla", elegir "Escoger nueva". Elija usted la misma plantilla que antes. Lo único que cambiará es que tendrá que colocar de nuevo sus "Ventanas". Como ya está avisado, el signore Paolo haría bien previamente en copiarlas antes de cambiarlo.

2. He abierto un blog fantasma para ver cómo era su plantilla CSS. He metido dos entradas, una con fotos, y otra sin ellas, y el espacio de intelineado es correcto, es el que procede. Puede mirarlo usted en http://chapero.blogspot.com (no se me ocurrío nada más tonto). SI usted lo desea, puedo mandarle la plantilla entera a una dirección de correo. Luego, usted la copia, y la pega en lugar de la que tiene ahora.

Lo que más rabia le dé. Pero avíseme para mandar el chapero éste que he creado al Averno.

Saludos

R.

Paolo dijo...

Sólo una duda: si utilizo el procedimiento 1, qué pasará con los comentarios.

¡ dijo...

Se mantienen. Recuerde que una plantilla CSS afecta sólo al estado visual de las cosas, y no a su contenido: para asegurarme, por si las moscas, acabo de insertar comentarios, y cambiar seis veces de plantilla. No han afectado en nada a los comentarios.

Así que con su permiso, voy a ver si elimino el blog chapero éste que he creado, no sea que me vayan a salir clientes.

Un saludo

Paolo dijo...

Ya está. Muchas gracias por su inestimable ayuda, amigo R. Lo que ocurrió es que la línea line-height había pasado de estar bajo el epígrafe post a colocarse bajo el epígrafe post p, que por lo visto no es lo mismo. Lo que aún no me explico es cómo ha podido pasar eso, porque yo no entro en la plantilla desde hace mucho tiempo.

Gin dijo...

Duendes.

Saf dijo...

Sí, Gin... y quizá un meigallo (no olvide que era la noche del solsticio....) ;-))