lunes, 21 de febrero de 2005

Leviatán

"¿Es él quién te suplicará durante mucho tiempo, te hablará con timidez? ¿Se comprometerá por contrato contigo para convertirse en tu servidor de por vida? ¿Te divertirá como un pajarito o lo atarás para alegría de tus hijas? ¿Será puesto en venta por asociados y luego despachado entre mercaderes? ¿Acribillarás su piel de dardos, picarás su cabeza con el arpón? Pon solamente la mano sobre él en recuerdo de la lucha. No volverás a empezar." (Job, 40, 27-32)

4 comentarios:

Saf dijo...

¿Hasta cuándo?

Gin dijo...

Querida, supongo que hasta que él considere.

zencillo dijo...

He aquí que toda esperanza acerca de él será burlada,
Porque aun a su sola vista se desmayarán.
...
...
...
...
Y murió Job viejo y lleno de días

Egonauta dijo...

Mas la Sabiduría, ¿de dónde viene? ¿cuál es la sede de la Inteligencia?
Ignora el hombre su sendero, no se le encuentra en la tierra de los vivos.
Dice el Abismo: "No está en mí", y el Mar: "No está conmigo."
No se puede dar por ella oro fino, ni comprarla a precio de plata,
ni evaluarla con el oro de Ofir, el ágata preciosa o el zafiro.
No la igualan el oro ni el vidrio, ni se puede cambiar por vaso de oro puro.
Corales y cristal ni mencionarlos, mejor es pescar Sabiduría que perlas.
No la iguala el topacio de Kus, ni con oro puro puede evaluarse.
Mas la Sabiduría, ¿de dónde viene? ¿cuál es la sede de la Inteligencia?

Job 28, 12-20

Tomemos nota