viernes, 2 de diciembre de 2005

Emoción

Julia Fischer
Esta niña de 22 años hizo que anoche estuvieran a punto de saltárseme las lágrimas en un teatro, cosa que no ocurría desde hace mucho mucho tiempo. Primero me puso en situación metiéndome en vena el Concierto de Alban Berg para luego rematarme inmisericorde con la "Sarabanda" de la Partita en re menor de Bach. Aunque las sensaciones del directo son inefables e intransferibles, la niña grabó en diciembre pasado las obras de Bach para Pentatone en dos discos excepcionales, gracias a lo cual ahora puedo compartir esta zarabanda con mis ilustres visitantes.


"Sarabanda" de la Partita en re menor de Bach. Julia Fischer, violín (Pentatone)

20 comentarios:

La donna è mobile dijo...

En mi ordenador no se oye, me cachis en la mar salá. Me pasaré después por si fuera una cosa aleatoria de las malas suertes.

¿Qué le emocionó más, la pieza en sí o que la ejecutara tan excepcionalmente, y se la devolviera —música y fé— una criatura tan joven?

Saf dijo...

¡Qué buena pregunta, Sita! (siesque... )
Yo también tengo problemas (la dichosa tarjeta de sonido que se ha ido "de puente", o eso parece).

Y me alegro que exista esa magia que hace conmoverse con las notas bien interpretadas, y que llamamos música.
Es una suerte, sin duda, experimentarlo.
Gracias por compartirlo, querido Paoliño.

Saf ;-))

Paolo dijo...

Pues no, no hay manera. Lo he intentado de mil formas distintas, y no. El programa este de Castpost es una caca (con perdón). Perdónenlo porque para mí que no sabe lo que hace...

Er Opi dijo...

Pues a mí me está funcionando es este preciso momento sin problemas...

Muchas gracias, don Paolo.

Abrazos,

Er Opi.

Jesús Miramón dijo...

Y a mí. Qué maravilla.

Paolo dijo...

Pues yo sigo escuchando sólo los primeros 14 segundos. No sé si es sólo un problema de algunos de nosotros o un problema general, que ocurre en determinados momentos del día. Al parecer en Castpost van a cambiar de servidor y hasta que eso ocurra (dos semanas de plazo se dan) habrá problemas de este tipo.

Anónimo dijo...

Yo estuve en el teatro. También me gustó mucho

la hilandera dijo...

Sólo decir que yo he podido escuchar la pieza entera y es impresionante. Erizada la piel.

Beso

lukas dijo...

Qué suerte, Paolo, me hubiera gustado estar ahí en ese concierto, al parecer estuvo muy bien..., y hay críticos y público reaccionario que critica todavía que se programe música así, lo que son las cosas!

A mí ahora no me funciona, no puedo escuchar esa sarabanda, lástima...

Almach dijo...

Yo vi a "la niña" en el Auditorio Nacional en el año 2004, y de verdad, de verdad, que le entiendo. Me recuerda a una extraordinaria y jóven alumna de la U C Berkeley Department of Music que un día, hace ya mucho tiempo, interpretó a Beethoven solo para mi ... Aquél día me hice pequeño, muy pequeño, tanto que no he vuelto a crecer desde entonces.

D... dijo...

Nada que hacer.. la música es otro lenguaje... nada de palabras...sólo se entiende oyendo...

Gracias...

Saf dijo...

¡¡cachisssssssssenlamar!! (tendré que pegarme un atracón cuando tenga instalado el ordenata nuevo)

Y, para entonces, me encantaría que hubiera Ud. colgado una buena versión de la canción de Solveig de Grieg..... claro que... ¡hay que ser mucho araño o estar en verdaderos calzoncillos, para ello!

Vaaaaaaaaaale..... le perdono, le perdono, le perd...

Saf XDDDDDD

Paolo dijo...

Creo que lo conseguí, por fin.

Gracias a todos.

Lukas, en realidad ya nadie discute el Concierto de Alban Berg. Otras obras dodecafónicas, sí, pero ésta no. A la gente le gusta. Lo cual me hace pensar que el problema de la distancia entre determinada música contemporánea y el público no es tanto de técnica (dodecafónica, serial o la que sea), sino de ideas.

Saf, ¿Canción de Solveig? ¿Pero no quedamos en que la ibas a cantar tú? Cuando la grabes, estaré encantado en hacerle un sitio por aquí (un sitio de honor, será ese).

Saf dijo...

Me parece que va a ser mejor que te la cante de viva voz la próxima vez que te vea porrrrrrrrque.... como tengamos que esperar a que tenga la parafernalia necesaria para grabar y colgarla aquí, se nos va a hacer largo-largo.
(Claro que, ya puestos, ¿eso nos daría pié para pedir alguna subvención??? Hhhmmm... mañana mismo me pongo a pedir -questoyenracha-)

Saf XXDDDDD

La donna è mobile dijo...

Sesenta segundos se pueden grabar muy fácilmente, SitaSaf (de las SitaSafs de toda la vida). Coge usted del verbo coger su barra de herramientas, le da, pero bien dao, a Inicio, de ahí a -Todos los programas-, rebote a -Accesorios-, tiro libre a -Entretenimiento- y de cráneo-gollllll a -Grabadora de sonido-.

A mí se me había ocurrido (y no lo descarto) enviar una felicitación navideña con sonido (es decir, la mobilette cantando el jingel bell rock o alguna gilipollez gilipolleica aparegüa, pero eso sí, de intenciones buenas altísimas), así que usted, señora mía, se coloca bien colocá su canción de Solveig en los altavoces para que no le falte la melodía, pone la boquita cerca de la webcam o de algún micrófono (que valen bien baratitos porque vienen con los cascos y eso no pasa de los diez leuros) y así de ricamente se organiza usted un guateque que para qué las prisas. La calidad será una patata, pero al menos su palabra no quedará en entredicho (XDDDDDD).

Después no empecemos con que si la abuela fuma, que si no puedo, que si ay, fíjese la tecnología y yo qué las cosas PORQUE ESTAMOS TODOS ESPERANDO, YA.

Tic tac tic tac tic...



Ps: Y a usted don Paolo, ya le vale.

Febunba dijo...

Extraordinario... Grande Bach!!!!
T felicito por tu blog

http://vaginabachiana.blogspot.com

Saf dijo...

Don Pao!!! ....ssssshhhhh..... ¿ha visto que tiene ahí una vagina de Bach??????? ¡Yisas, Yisas! (-en inglés lo exclamo, pá que vea cómo me he quedao-)

Saf dijo...

Oye, sitaMóbile, ¿¿y no vale lo mismo si descuelgo el teléfono y se lo canto por el auricular??????????

¡JOPÉ comoestáelpatio, que parece llenitirritito de auditores!

Saf XXppppppp

(y ahora voy a ver al de la vagina, claro) ;-))

La donna è mobile dijo...

Bueno, como valer vale, pero era por si el lucimiento general, qué sé yo, la posteridad. Usted sabe que estaría encantada de que me la cantara o cantase por teléfeno (a partir de ahora ya no más teléfono, está muy gastada), pero vaya, que si en lugar de la voz me mete —con perdón— un jamón cinco jotas en plan subenir navideño, también en paz, ¿eh?

:-)

La donna è mobile dijo...

Yo tengo una parienta (en realidad es parienta política de un pariente político, pero bueno) que robó con la vagina un jamón del Corte Inglés. A-garrao, bien a-garrao que lo llevaba entre las piernas, y tapao con la gabardina.

Y eso.

Que la vagina es una cosa muy útil para quitar el hambre.